Universidad Maimónides

cerrar
Comunidad Maimónides
Facultad de Ciencias de la Salud

Educarse desde el asombro

En el marco de la segunda edición de la mega muestra de ciencia y tecnología, Tecnópolis, la Universidad Maimónides estuvo presente. Nos reunimos con su director ejecutivo para que nos cuente acerca de la “La tierra de Dinos”, el espacio más visitado de la exposición.

Educarse desde el asombro

“La gente llega a Tecnópolis por entretenimiento más que por educarse. Nuestra idea es que también se lleve conocimientos”, nos cuenta Adrián Giacchino, explicando así el espíritu de la Fundación Azara, que dirige desde hace 22 años. La propuesta de “Tierra de Dinos” es viajar en familia y recorrer la Tierra a lo largo de 170 millones de años, entre mediados del Triásico –cuando aparecieron los primeros dinosaurios- y fines del Cretácico cuando se extinguió la mayoría de los dinosaurios y otras formas de vida, como los reptiles marinos (ictiosaurios, plesiosaurios y mosasaurios) o voladores (pterosaurios).

Para ello, la Universidad Maimónides hizo un préstamo de más de 25 réplicas de dinosaurios a Tecnópolis. En esta exposición participaron también la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y los museos de Ciencias Naturales de La Plata y el "Bernardino Rivadavia". Los profesionales de la Fundación Azara trabajaron en el contenido comunicacional de la muestra, además de armar el material bibliográfico para el libro temático “Tierra de Dinos” que regaló el Ministerio de Ciencia a 100 mil escuelas del país.

La Fundación Azara también ayudó a planificar en los pabellones de paleontología y arqueología, los espacios dedicados a las dos ciencias base de la entidad. “Lo primero que se hizo antes de crearse un Estado, fue estudiar el suelo. Por eso la paleontología es la ciencia más antigua del país”, explica Giacchino. Aquí la interacción con el visitante es incentivada a través de un espacio que simula una excavación arqueológica, donde los chicos pueden ingresar, y “La Cueva de las Manos” que imita el sitio original de Santa Cruz. Al igual que los pobladores de hace miles de años, los niños pueden dejar allí la impresión de sus manos como si fuera un negativo. La cultura originaria también se ve reflejada en las representaciones de familias de aborígenes como Tehuelches y Guaraníes, gracias a los muñecos ambientados. A continuación hay un anfiteatro, en donde una narradora relata fábulas y leyendas.

Por último, la entidad, cuya misión es contribuir al estudio y la conservación del patrimonio natural y cultural del país, participó en el Pabellón de Matemática con la exposición dedicada a Leonardo Da Vinci. Allí se pueden apreciar los modelos de los inventos del gran artista, hechos en madera a partir de unos manuscritos que fueron encontrados. Esta muestra tiene una interacción mecánica, ya que a los inventos se los puede probar, porque tienen poleas y palancas.

A la activa participación de la Universidad Maimónides se le suma la de los investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), quienes trabajan en sus instalaciones y fueron contratados para dar charlas en las muestras de arqueología, responder inquietudes y así enriquecer la experiencia del visitante.

Por: Maia Bubis Perera

Noticias relacionadas

Universidad Maimónides