Universidad Maimónides

cerrar
Comunidad Maimónides
Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Empresariales

De Maimónides a Francisco

Un milenio separa la presencia de uno y otro, aunque la diferencia temporal desaparece si se comparan sus acciones y grandeza espiritual. Autor: Dr. Enrique Gussoni.

De Maimónides a Francisco

Maimónides, hebreo nacido en Córdoba (España), se destacó como eximio jurista al defender a los cristianos dominados en su tierra por los súbditos musulmanes. Huyendo de las persecuciones atendió como médico los males de los musulmanes del sultanato obteniendo fama y admiración popular.

Finalmente recaló en Egipto, lugar en que la lengua árabe redactó las más ilustres enseñanzas sosteniendo que la fe y la razón no eran categorías diferentes del pensamiento sino versiones distintas de la realidad humana, concepción que fue fuente directa del creador de la Escolástica Católica, Santo Tomás de Aquino.

“El haber considerado al hombre como sujeto de Dios y la razón, lo llevó a implorar la unidad de judíos, católicos y musulmanes en nombre de la paz".

Maimónides: su pensamiento es una conciliación entre el enfoque hebreo, el cristianismo y el neoplatonismo, habla de la conciliación entre la filosofía y la ley, de hecho sitúa el dar luz sobre ese punto como primer objetivo de su obra. Su fuerte oposición al misticismo de los cabalistas y su influencia aristotélica, lo prestigió como la mayor figura posbíblica.”

“Mil años después surge, en el fin del mundo, como el propio protagonista lo definió, un sacerdote jesuita nacido en un barrio populoso de Buenos Aires que por circunstancias políticas que conmovieron a la iglesia católica llega a dirigirla desde los claustros del vaticano bajo el nombre de Francisco, para decirle al mundo que su misión consiste en crear las condiciones para que cristianos, judíos y musulmanes salven sus diferencias circunstanciales para marchar unidos hacia el mundo de la paz y el ejemplo.”

No reparó en visitarlos y orar ante el Muro de los Lamentos en invitar a su casa-la Iglesia Vaticana- a las personalidades más representativas de Israel y Palestina para bregar por la paz, la igualdad y la libertad de todos los hombres en su condición de seres iguales ante la vista y la razón de Dios. El presidente de Israel, el de la autoridad palestina, el santo Padre e igualmente el conductor de la iglesia cristiana ortodoxa oraron juntos, cada uno en sus respectivos ritos, por el logro de tales propósitos

Francisco: de pensamiento firme y ágil, con capacidad analítica y tendencia a armonizar contrarios, es amable y condescendiente, suave cordial y sagaz, ama lo que perdura

El espíritu de Maimónides del brazo de Francisco testimoniará sin duda, en estos días del Siglo XXI, el anhelo de los justos.

Noticias relacionadas

Universidad Maimónides