Universidad Maimónides

cerrar
Comunidad Maimónides
Facultad de Ciencias de la Salud

Repercusión en medios de todo el mundo: Científicos de la Universidad Maimónides transforman grasa en células de la retina

Investigadores del CIITT consiguieron un increíble avance en materia de células madre: un novedoso proceso permite obtener un cultivo potencialmente reparador de la retina a partir de un subgrupo concreto de linfocitos y células del tejido adiposo del paciente. La investigación fue publicada en Ophthalmic Research.

Repercusión en medios de todo el mundo: Científicos de la Universidad Maimónides transforman grasa en células de la retina

Telesur, la Agencia EFE, ABC, Urgente 24, El Economista América, el Portal Paraguayo de Noticias, Terra Perú y PYSN son algunos de los medios digitales que han difundido la noticia: Un grupo de científicos de la Universidad Maimónides ha obtenido células progenitoras de la retina a partir de células madre adultas del tejido graso: un avance clave para solucionar problemas en la visión.

La investigación, a cargo del Dr. Gustavo Moviglia, director del Centro de Investigación en Ingeniería de Tejidos y Terapia Celulares (CIITT), fue publicada en Ophthalmic Research (Res 2012; 48 -suppl 1- 1-5- DOI: 10.1159/000339839) bajo el título «In vitro differentiation of Adult Adipose Mesenchymal Stem into Retinal Progenitor Cells».

"Era un gran desafío porque de las células que más inspiraban desconfianza, en cuanto a la posibilidad de transformarse en células del ojo, eran las de la grasa (...) Tuvimos suerte", explicó el Dr. Gustavo Moviglia.

El proceso permite obtener un cultivo potencialmente reparador de la retina a partir de un subgrupo concreto de linfocitos y células del tejido adiposo del paciente. "Con esta población de linfocitos, las células de la grasa al día siguiente eran un poco distintas, y al tercer día aparecieron estructuras propias del ojo; es decir, las células ya adquirieron no solo los marcadores del ojo sino también las formas, como los conos o los bastones", señaló Moviglia.

Lo innovador del método es que permite producir células con potencial terapéutico a partir de las células del propio individuo, mientras que anteriormente en este tipo de investigaciones solían utilizarse células embrionarias o células modificadas genéticamente en un laboratorio.

Además, para las terapias genéricas suelen utilizarse células de la médula ósea, cuya extracción es complicada y dolorosa. En cambio, para obtener grasa amarilla -localizada debajo de la piel- no se requiere más que una anestesia local.

Existen también otras ventajas importantes. Las células madre de la grasa son de mejor calidad que las de la médula ósea porque "trabajan" menos y, en consecuencia, son más jóvenes.

Igualmente, hay 10 veces más células madre en la grasa que en el mismo volumen de tejido de la médula ósea. Otro aspecto positivo es que para incubar en el laboratorio las células capaces de regenerar la retina se necesitan unos cuantos días, mientras que con otras técnicas el proceso puede prolongarse hasta un mes.

El CIITT destacó que ha iniciado ya la fase de aplicación de las células obtenidas en ratones. La siguiente etapa será probar la terapia en humanos con problemas de degeneración en la retina a causa de la edad.

Noticias relacionadas

Universidad Maimónides