Universidad Maimónides

cerrar
Comunidad Maimónides
Facultad de Ciencias de la Salud

Salud en Fa Mayor: un cambio de paradigma

Auspiciado por la Carrera de Licenciatura en Musicoterapia de la Universidad, entre otras destacadas asociaciones, el 11,12 y 13 de octubre se realizó, en el marco del III Congreso Argentino de Musicoterapia Clínica, el III Simposio de Estudiantes de Musicoterapia y la II Jornada de Residentes, llevada a cabo en el Auditorio de la sede de Hidalgo de la institución. Tras el exitoso evento, nos reunimos con el director de la carrera organizadora, Rubén Gallardo, para que nos detalle los resultados

Salud en Fa Mayor: un cambio de paradigma

El Lic. Rubén Gallardo es Presidente de la Asociación de Musicoterapeutas Argentinos (AmdAR), coordinador del Equipo de Musicoterapia del Centro de Salud Mental Nº1 (GCABA), secretario y miembro fundador de la Asociación Argentina de Salud Mental (AASM) y Director del a carrera de Musicoterapia de la Universidad.

En este nuevo Congreso Argentino de Musicoterapia Clínica, que en esta oportunidad incluyó también el Simposio de Estudiantes y la Jornada de Residentes, se debatió acerca de la Actualización de conceptos y prácticas de la Musicoterapia.

De esta manera, a través de sus autoridades y organizadores, se promovió una vez más el intercambio entre estudiantes, graduados, docentes y otros profesionales de la salud.

Podemos nombrar entre los expositores a los estudiantes de 1º y 2º años Rosales, Frontini y Barbacil, de 3º y 4º años Ielapi, Avendaño, Guerriere, Insabralde, Arca Dutra, Damianno, Quiroga, Muñoz, Carro, Zawerucha y Salvador; los Residentes Lics. Laurencena, Fenoglio, Marelli y Reyes junto a los panelistas y autoridades Lic. Rubén Gallardo, Lic. Patricia Cabrera, Lic. Judith Jalabe, Lic. Verónica Mizerit, Lic. Julio Orieta, Lic. Clara Vicchi, Lic. Darío Caniglia y Dr. Ricardo Soriano.
Los temas giraron alrededor de qué rol asumen los profesionales de esta disciplina. El Lic. Gallardo nos explica que los objetivos principales fueron: Contemplar el ejercicio autónomo de la profesión, es decir, sin dependencias con otras disciplinas, libre en su práctica clínica, con recepción directa de la demanda espontánea de atención, asumiendo la dirección en los espacios clínicos y académicos, con equiparación de saberes en los eventos científicos y diseño de las leyes que regula la Función del Musicoterapeuta.

El reconocimiento del paciente como sujeto. Esto quiere decir, su derecho a la iniciativa, a la configuración de la sesión de Musicoterapia, a la disponibilidad del musicoterapeuta, libre de intervenciones estimuladoras, sin acciones experimentales ni invasivas, con inclusión de los aspectos socio-familiares. Por último a la formación personal y profesional del musicoterapeuta, a través de una Carrera de Licenciatura de Grado con materias específicas de la disciplina, autoconocimiento de las propias modalidades relacionales conceptualización de la experiencia vivencial, plan de estudios elaborado desde su origen como licenciatura, acorde con las necesidades de los Musicoterapeutas.

Todos estos objetivos establecidos a partir del análisis histórico crítico de la disciplina y perteneciendo al cambio de paradigma que vienen impulsando en conjunto tanto la Asociación Musicoterapeutas Argentinos como la Carrera de Musicoterapia que se dicta en la Universidad Maimónides desde el año 2006.

Desde ambos espacios se ponen en cuestionamiento situaciones que influyen decisivamente en la formación de los futuros Musicoterapeutas para producir un cambio en el sentido de su función. “Pensamos que, para ello, es necesario afirmar nuestra identidad sin condicionarla a las expectativas de obtener un supuesto lugar de reconocimiento desde otras Disciplinas”, explicó el Lic. Gallardo, y continúo explicando:“Los Musicoterapeutas, como todos los demás Profesionales de la Salud, tenemos un objetivo y denominador común: lograr la curación o mejoría de los padecimientos del paciente, fundamentando y ejerciendo eficaz y autónomamente cada disciplina”, sintetiza el Licenciado Gallardo.

Por: Maia Bubis Perera

Noticias relacionadas

Universidad Maimónides