Universidad Maimónides

cerrar
Comunidad Maimónides
Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Empresariales

La risa no tiene edad

Graciela Spinelli es licenciada en Gerontología de la Universidad Maimónides. Tiene 4 hijos y 3 nietos y asegura que ser abuela es un ingrediente que afianza el grado de complicidad con los 38 alumnos de “El Humor es Cosa Seria”, el cual forma parte de la variada oferta de talleres para adultos mayores, dentro del área de Actividades Comunitarias de la Escuela de Ciencias del Envejecimiento de la Universidad, dirigida por la Lic. Olga Vega.

 La risa no tiene edad

Comenzó su carrera profesional como asistente para personas con capacidades diferentes, especializándose en Musicoterapia. Al descubrir desde allí su interés de servicio por el prójimo, decidió dedicarse a trabajar con adultos mayores. Para poder ofrecer mucho más de sí, completó sus estudios de licenciatura y se graduó. Confiesa que a pesar de haber trabajado con jóvenes, su vocacación es la labor con los adultos mayores edad, rol en el que se desempeña desde hace 9 años.
A partir de las tareas de estimulación, al trabajar distintas patologías o capacidades diferentes, poco a poco se fue percatando de la incidencia que tenía el humor en la mejoría de sus pacientes: una actitud positiva frente a la vida era clave para enfrentar situaciones difíciles. "El sentido del humor permite desdramatizar y así obervar la situación desde otra perspectiva”, explica la licenciada.

Risa compartida

A la hora de hablar del taller en sí, Graciela reconoce que su armado y coordinación requiere de mucha responsabilidad. El punto de partida es la selección de temas importantes para abordar con adultos mayores. El envejecimiento natural y el envejecimiento cronológico, el autocuidado, la autoestima, la importancia de los vínculos en general, y en especial los intergeneracionales, son algunos de los puntos que conforman esta lista. Muchas veces son los alumnos quienes proponen tópicos que les interesan o preocupan, como por ejemplo la sexualidad. Cuando inicia un grupo, Graciela desarrolla ejercicios que estimulan la desinhibición, ya que la mayoría de las veces los alumnos arrastran ciertos prejuicios de la sociedad, como por ejemplo la idea de que son muy grandes para hacer determinadas cosas y manifiestan mucha vergüenza a la hora de realizar una actividad. Es que frente a esta generación existen en la sociedad dos actitudes que prevalecen: infantilizar o apartar. La primera es pensar que después de un tiempo la persona se vuelve a hacer chico y como tal el adulto debe manejarles la vida; la segunda es directamente no considerarlo, una forma de decir “vos ya fuiste”.

La dinámica de “El Humor es Cosa Seria” es siempre la misma: primero se presenta el tema, respaldado por material teórico como por ejemplo un cuento o una película, o el mismo debate que se genere acerca de él. Después, los alumnos se dividen en equipos y trabajan en la actividad propuesta, que puede variar desde cantar un bolero, hasta representar una obra teatral. Teniendo al sentido de humor como eje principal, lo que prevalece es lo lúdico y el contacto corporal, y la música se constituye como una herramienta indispensable de trabajo.

La hora y media que se extiende el taller es sagrada para todos los participantes. El taller siembra en ellos una actitud positiva que se vuelve una fuerza motora para sus vidas. Como la que impulsó a Julia Bazannery (89) a concretar un sueño pendiente por muchos años: visitar a las ballenas en el sur del país, viaje que realizó acompañada por una amiga del taller.

Pero el espacio compartido queda corto, debido al gran entusiasmo de los participantes, entonces el tiempo se prolonga en un café en la planta baja de la Universidad, o en una salida al Teatro Colón, ya que el alumno Simón Klubok (83), quien trabaja en la difusión de las actividades de los adultos mayores, se encarga de conseguir personalmente entradas para todos. Con estas actitudes que surgen desde la espontaneidad y las ganas de hacer, se afianzan las relaciones de amistad en este grupo que ya lleva 3 años juntos.

Por: Maia Bubis Perera

Noticias relacionadas

Universidad Maimónides