Universidad Maimónides

cerrar
Hospital Universitario

Servicio de Farmacovigilancia

Director: Dra. Graciela Melito


Información General

El concepto de Farmacovigilancia comenzó a utilizarse en la década del 60 en Alemania a partir de una partida de medicamentos defectuosos que habían sido lanzados al mercado. Esto trajo como consecuencia que los gobiernos de los distintos países iniciaran un control más estricto para la aprobación, comercialización, prescripción y suministro de los medicamentos, mientras que aquellos que ya tenían algún sistema de fiscalización y control lo ampliaron.
En Septiembre de 1993, se crea el Sistema Nacional de Farmacovigilancia, según la Resolución del ex M.S y A.S nº 706/93. Allí se determina que la farmacovigilancia también facilita la percepción de fallas de respuesta terapéutica por deficiencias de calidad.
La creación de un Sistema Nacional de Farmacovigilancia en un país brinda aportes científicos para la utilización racional de los medicamentos y permite a las autoridades, entre otras cosas, implementar medidas tales como modificación de prospectos, cambio de dosis, de condiciones de venta o bien restricciones de uso hasta, en casos necesarios, el retiro del mercado. En estos casos, las decisiones generadas deben contar con sólidos fundamentos científicos basados en criterios de responsabilidad compartida entre la Administración Central y las Empresas elaboradoras
Las notificaciones, ya sea por efectos adversos o fallas de calidad, son voluntarias espontáneas y confidenciales, y se efectúan en una ficha de color amarillo.

Dentro de estos proveedores de datos podemos distinguir tres tipos:

Notíficadores periféricos: son aquellos que por su trayectoria en el tema suscriben un convenio con la ANMAT (Hospitales, Cátedras de Farmacología, etc.)

Notíficadores espontáneos: son aquellos profesionales del equipo de salud, pertenecientes a hospitales, clínicas, Cátedras, consultorios privados, farmacias privadas, consultorios odontológicos, etc., que detectan eventos adversos y comunican su hallazgo al Elector Central, contribuyendo al enriquecimiento de la base de datos nacional.

Usuarios de medicamentos: son pacientes que a través de asociaciones de consumidores o en forma particular envían su notificación al Departamento de Farmacoviglancia (la mayoría relacionadas con sospecha de falta de eficacia y alteraciones de los medicamentos)

ACTIVIDADES PREVISTAS:

Organización de talleres y jornadas con los profesionales médicos, odontólogos, enfermeros y nutricionistas sobre la importancia de reportar los posibles eventos adversos de medicamentos, accesorios odontológicos y suplementos nutricionales.

Generar un sistema de procesamiento de dicha información para ser recavada por responsables, a los fines de elevar posteriormente los informes a la ANMAT.

Participar de estas actividades a los docentes y alumnos de las diferentes carreras para colaborar en la organización de este sistema.


OBJETIVOS


En la Universidad Maimónides se ha creado el Servicio de Farmacovigilancia, integrado por profesionales y alumnos de diversas carreras del área de la salud (medicina, farmacia y bioquímica, odontología, nutrición, enfermería) que funciona como efector periférico para realizar las notificaciones que se envían a la ANMAT.

Solicitá más información

Captcha